dimecres, de novembre 11, 2009

Kolakowski té tota la raó mentre l'esquerra xiula

Per aquestes casualitats de la vida ha caigut en les meves mans un llibre de Leszek
Kolakowski (2007. Por qué tengo razón en todo. Barcelona: Melusina.). Amb un títol així, resulta difícil resistir-se i més perquè quan era estudiant oficial (no com ara que sóc oficiós) ja havia llegit un llibre d'ell. M'encanten aquests tipus d'obres que posen a prova allò comunment acceptat o que no és dubtable. No sé el que vol dir ser d'esquerres o de dretes perquè mai m'he sentit identificat amb una direcció; em sembla ridícul i pueril pensar el mateix que tothom en tot, o quasi que tothom en quasi tot, i això és precisament el que implica reconeixer-se de dretes o esquerres. Les ganes de llegir-lo en fan sentir que estic en la direcció bona, en la crítica de mí mateix, ja que si fos un doctrinari, fugiria, o el llegiria per extreure els petits detalls errats (que n'hi ha, per cert). Com sigui, Kolakowski és la meva veu, la veu dels que busquen un món millor, comptant amb els altres, des de l'esperança i la humilitat. Us deixo un parell de fragments:
“(...) la panacea izquierdista contra todas las dolencias sociales –la propiedad estatal de los medios de producción- no sólo es perfectamente compatible con todas las plagas imaginables del mundo capitalista como por ejemplo la explotación del hombre, el imperialismo, la destrucción de la biosfera, la miseria, el despilfarro de los medios económicos, el chauvinismo y la persecución de las minorías étnicas, sino que además las complementa con un puñado de plagas de producción propia: el bajo rendimiento, la falta de estímulos económicos y, sobre todo, la autoridad ilimitada de una burocracia todopoderosa y la mayor concentración de poder que jamás se haya visto en la historia de la humanidad”

“Queremos una sociedad con una amplia autonomía de las pequeñas comunidades, ¿verdad? Y reclamamos una planificación económica centralizada. Piensa un poco, ¿cómo casas lo uno con lo otro? Exigimos el progreso tecnológico y deseamos unapoblación totalmente protegida; mirésmolo con lupa, ¿cómo conciliar las dos demandas? Postulamos una democracia industrial y queremos una gestión eficaz de las empresas; ¿no tienen que colisionar por fuerza nuestras exigencias? !Claro que no! En el cielo izquierdista nada colisiona con nada y todo tiene arreglo”

¿La guera en el oriente Medio y las reclamaciones de los palestinos? !Pero si es fruto del capitalismo¡ ¡Dejadnos hacer la revolución y el asunto se solucionará sólo!”

“¡Existe una respuesta simple y, para colmo, única para todo! (...) Es el pensamiento estándar de quienes han superado las miserables ilusiones del reformismo para inventar una màquina portentosa que solucionarà todos los problemas de la humanidad”
I així ens va!

6 comentaris:

danie ha dit...

albeeeert!! que curioso hoy expongo un trabajo, tengo que hablar dl positivismo y usaré unas citas de kolakowski...

dos cosas más jeje:

q opinión tienes de este libro?
http://www.solodelibros.es/06/11/2009/la-escuela-de-la-ignorancia-y-sus-condiciones-modernas-jean-claude-michea/

y...

creo que estoy en medio de un experimento pedagogico... la universidad, como bien nos dijistes, no es lo que esperabamos... me he llevado un chasco enorme y creo que sé por donde vienen los tiros... se ha criticado duramente la pedagogia positivista haciendo incapie en que impide al individuo ser critico... y para evitar eso muchas de las clases son participativas... lo que no lo veo en absoluto bueno porque el contexto de la clase no da para ello. Tengo la horrible sensación de estar perdiendo el tiempo de mala manera. Todo esto no deja de recordarme a los primeros intentos fallidos de Pestalozzi donde todo eran buenas intenciones sin tocar con los pies en el suelo.

Un abrazo Albert!!!!

Evocacions ha dit...

Las coincidencias, ya lo ves, existen. De La Escuela de la ignorancia TENGO una magnífia opinión: sugerente, atrevido, fino, crítico.... pero el libro no es fácil de entender si no estás metido en el tema, como en tantas otras ocasiones.
De la universidad hay que saber pasar tanto como implicarse. De lo malo, quédate con la nota, y aprovecha lo bueno. Por desgracia, lo mejor está en pedagogía (una media broma. No te desanimes... Hay gente que puede abrir algún horizonte...
El positivismo hay que saber situarlo en su contexto. Positivo, su compromiso con los hechos; negativo, su desconocimiento de las imbricaciones entre poder yu conocimiento. De todas maneras, lo único que nos impide ser críticos no es el positivismo, sino el dogmatismo y el doctrinarismo, ay! tan habitual.

Me ha hecho una enorme ilusión saber de ti, Fumanchú. Vas los viernes por la mañana?

danie ha dit...

los viernes por la mañana no voy a clase, pero no me importaria ir jeje!!! tu dirás albert cuando te vaya bien!

1abrazo!

Criteri ha dit...

Ni idea d'aquest paio, però "òbviament" segur que m'agradaria. A la biblio quan el trobi.

Criteri ha dit...

Per cert, em vaig oblidar de dir-te al teu comentari, que efectivament, és una cosa que sempre he pensat això de la por i reverència pel poder -encara que sigui democràtic-. Només cal veure la quantitat de barretades que fem -alguna vegada ho hem fet tots- davant el regidor o l'alcalde de torn. Tema per post.

Jaume Sanz ha dit...

A mi també m'has fet venir ganes de llegir-lo. Gràcies